El objetivo fue identificar y analizar la cultura de cooperación y su significado para la adaptación del sistema dual a la educación superior chilena.


Este martes 7 de noviembre, en el Consejo Nacional de Educación se llevó a cabo la presentación de los principales resultados de la investigación “La cultura de cooperación en la formación técnico profesional para la industria minera chilena y su significado respecto a la implementación adaptada del sistema dual alemán”, que fue presentada por su autora, Astrid Waltermann, al equipo de la Secretaria Técnica.

En esta tesis para optar al grado de doctor en Educación de la Universidad de Bielefeld de Alemania, la investigadora indagó en las causas que podrían explicar que el sistema dual alemán no haya logrado implementarse de manera sustentable en otros países, entre ellos Chile.

El sistema alemán de formación técnico profesional dual, a nivel de la educación secundaria, se caracteriza por el aprendizaje en la escuela profesional (30%) y en la empresa (70%); y por una intensa cooperación entre los actores: profesores, empresarios, sindicatos, Estado, Cámaras de industria y comercio. A nivel de educación superior, denominado “estudio dual”, la teoría se desarrolla en universidades aplicadas o institutos profesionales y, el aprendizaje práctico, en empresas. En este caso, los actores de la cooperación se reducen a la institución, el empresario y la cámara de industria y comercio.

Desde hace 40 años, Alemania ha estado tratando de internacionalizar el sistema dual. En Chile está instalado hace 25 años a nivel de educación secundaria, en 200 liceos técnicos a lo largo de país y con la participación de 7 mil empresas.

La tesis planteada por Waltermann es que en el proceso de adaptación del sistema no se ha considerado la cultura de cooperación existente en los países, por lo que su investigación se centró en ello.

El objetivo fue identificar y analizar la cultura de cooperación y su significado para la adaptación del sistema dual a la educación superior chilena.

Dentro de los resultados preliminares, se mencionan una serie de factores que afectan la implementación de un sistema dual en el país. A nivel de cultura de cooperación fue posible observar una gran desconfianza entre el sector empresarial y de educación y la existiendo prejuicios mutuos; una escasa cultura de discusión y de comunicación franca y abierta; entre otros. Por el contrario,  la cooperación entre los actores de distintos sectores funciona en los casos donde se logra sobreponer  los prejuicios.

Entre los factores específicos que afecta la implementación del sistema dual, se pueden mencionar los mitos sobre la complejidad del sistema; la falta de estructuras, reglas claras y asistencia profesional para la implementación y el funcionamiento del sistema, y una institución intermediara entre la Institución de educación y las empresas. En términos de recursos humanos, falta profesores capacitados para el sistema, a nivel de las instituciones; y profesores guías, formados como tal, en el caso de las empresas. 

Otros aspectos identificados para lograr un funcionamiento exitoso del sistema dual, es contar con un Marco Nacional de Cualificaciones, que defina estándares tanto para las instituciones Educacionales Técnico Profesional a nivel secundario como superior; la falta de un marco jurídico; así como una estrategia definida de políticas públicas relacionadas con la formación TP.

Dentro de las conclusiones, Waltermann explica que se necesitan instancias de asistencia para la implementación y asesoría para el funcionamiento del sistema dual; y se requiere de la voluntad de los actores para invertir dinero y tiempo en la formación tanto de profesores como maestros guías.

Asimismo, plantea que los nuevos centros de formación técnica estatales ofrecen buenas condiciones básicas para la implementación del sistema dual, porque están involucrados en su planificación todos los actores relevantes que se requiere para la cooperación (autoridades estatales, representante del mundo formativo y empresarial).

Dentro de las recomendaciones de Política Pública, se menciona la instalación de grupos de trabajo institucionalizados guiados por personas que cuenten con la confianza de los distintos actores involucrados; utilizar la experiencia existente con la formación dual en Chile, acumulada durante los últimos 25 años en la educación secundaria; la adaptación del sistema de “estudio dual” para la educación superior porque la cantidad de actores es más reducida que en el sistema clásico, lo que facilita la implementación y cooperación.

Sabías que…

La primera sesión del Consejo Superior de Educación (antecesor legal del CNED) fue celebrada el 19 de julio de 1990. Para ver el acta de constitución del Consejo puedes descargarla aquí.