Consejo Nacional de Educación

CNED publica INDICES Tendencias de matrícula de Educación Superior por sexo 2023

El Consejo Nacional de Educación (CNED) a través de la generación de estadísticas en educación superior busca identificar, analizar y comunicar datos que reflejen las diferentes tendencias del Sistema de Educación Superior. En este informe entrega estadísticas que desagregan por sexo la matrícula de educación superior de pregrado para el periodo 2005-2023; específicamente la matrícula total y de primer año de hombres y mujeres a nivel de sistema, por tipo de institución, por tipo de título, según la acreditación de la institución, por región, por área del conocimiento, por carrera genérica y una mención especial a la matrícula asociada a carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática).

La matrícula total de educación superior ha tenido un crecimiento sistemático para las mujeres entre los años 2005 a 2019, mientras que para los hombres este crecimiento sistemático se observa hasta el año 2016. Por su parte, desde el año 2009 en adelante la matrícula total de las mujeres es superior a la de los hombres, incrementándose las diferencias desde el año 2016 hasta el año 2021. El año 2023 esta diferencia corresponde a 79.041 estudiantes, lo que representa una disminución de la diferencia de 10,7% respecto al año 2022.

Según el tipo de institución, la matrícula de mujeres es mayor en Universidades y Centros de Formación Técnica, con 63.713 y 20.866 estudiantes más, respectivamente. Por el contrario, en los Institutos Profesionales la matrícula de hombres supera a la de mujeres por 5.538 estudiantes.

La participación de las mujeres por tipo de título varia en cada uno de los años analizados, pero se observa, en general, una tendencia al alza en el periodo 2005 a 2021, y una leve baja en 2022 y 2023. En particular, en 2023 para “Bachillerato” se observa una participación de las mujeres del 58,3%, superior al 56,4% de 2020. En “Licenciatura” la participación de las mujeres es de 53,4% en 2005, la cual tienen una disminución en 2014 donde alcanza un 49,5%, para luego incrementarse nuevamente alcanzando el 54,7% en 2023. En el caso de “Plan Común o Ciclo Básico” la participación de las mujeres es acotada, pero se ha ido incrementando sistemáticamente en el tiempo, pasando de 20,7% en 2005 a 29,4% en 2023. En el caso del tipo de título “Profesional” la participación de las mujeres ha pasado de 37,0% en 2005 a 45,1% en 2013, la cual se mantiene casi invariable en los años 2022 y 2023. Respecto del tipo de título “Profesional con Licenciatura”, siempre ha sido mayor la participación de mujeres, la cual ha aumentado levemente pasando de 53,8% en 2005 a 55,8% en 2023. Por último, el tipo de título “Técnico de Nivel Superior” tiene un alto incremento de la participación de las mujeres, pasando de 45,0% en 2005 a 56,5% en 2023.

La participación de las mujeres en la matrícula total de pregrado en instituciones de educación superior acreditadas alcanza su mayor nivel en 2021 con un 53,7%, lo que representan una diferencia de siete puntos porcentuales respecto de los hombres. Esta diferencia ha tenido un incremento desde en el periodo 2015-2022. En el caso de la participación en la matrícula total de las mujeres en instituciones no acreditadas, alcanza su mayor nivel en 2018 con un 64,6%, la que disminuye progresivamente hasta el año 2023, alcanzando un 55,9%. Sn embargo, aún se observa una mayor participación de mujeres en instituciones de educación superior no acreditadas, aunque la brecha con hombres ha disminuido en el tiempo, lo cual puede impactar negativamente en el acceso al financiamiento e inserción en el mercado laboral.

Respecto a las áreas del conocimiento, en 2005 la participación de las mujeres en la matrícula total era mayor en cinco de 10 áreas del conocimiento, destacando Salud (70,8%), Ciencias Sociales (66,0%) y Educación (66,0%). Por su parte, las áreas con mayor participación de los hombres era Tecnología (84,4%) y Agricultura (58,1%). El año 2014 las mujeres tienen una mayor participación en seis áreas, acentuándose la mayor participación en las áreas de Salud (78,0%), Ciencias Sociales (69,6%) y Educación (72,1%). Este año, la matrícula de las mujeres es mayor a la de los hombres en todas las áreas del conocimiento, salvo en Ciencias y Tecnología alcanzan una participación del 48,3% y 19,9% respectivamente.

De este informe se desprende que en 2023, solo un 15,3% de la matrícula total de mujeres se encuentran en carreras STEM, muy por debajo el 51,3% de la matrícula total de hombres, lo que representa una diferencia en términos de participación correspondiente a 36,0 puntos porcentuales, la cual ha ido aumentando en el periodo 2005-2023, alcanzando su máximo en el año 2023. Según la UNESCO (2019), esta tendencia es de preocupación, no solo en Chile sino a nivel mundial, ya que “las niñas y mujeres son claves para crear soluciones para mejorar vidas y generar crecimiento ecológico inclusivo que beneficie a todos y todas. Ellas constituyen la población con mayor talento desaprovechado para convertirse en la nueva generación de profesionales STEM, por lo que debemos invertir para sacar a la luz ese talento”, siendo lo anterior fundamental para los derechos humanos, la inclusión y el desarrollo sostenible. Asimismo, ONU Mujeres (2020) plantea que en el contexto de la Cuarta Revolución Industrial “los trabajos del futuro requerirán competencias STEM, y por otra parte, diversas fuentes anticipan que hasta el 75% de los empleos estarán relacionados con el campo de las STEM (UNESCO, 2018) y que casi todas las ocupaciones se verán afectadas por el cambio tecnológico de la era de la Inteligencia Artificial”.

Si bien el sistema de educación superior chileno ha logrado una paridad relativa en cuanto a la cobertura y acceso a la educación superior -representado en la matrícula total- se mantienen importantes desafíos. Es el caso de la superación de roles y estereotipos de género, arraigados desde la socialización temprana de las personas, que operan y se despliegan en las diferentes etapas de escolarización, y que posteriormente impactan e influencian las elecciones académicas y profesionales de hombres y mujeres, perpetuando la segregación de género en diversas áreas de estudio y carreras, afectando el desarrollo pleno de las personas y el desarrollo de la sociedad.

Este informe, si bien proporciona una cuantificación de las brechas de género en educación superior en base a las tendencias de la matrícula, no explora las causas subyacentes de estas desigualdades. Sin embargo, ofrece un conjunto valioso de datos que pueden ser utilizados para profundizar en el análisis de los factores que influyen en las trayectorias educativas y las oportunidades de desarrollo futuro de hombres y mujeres en la educación superior.

Ver INDICES Tendencias de Matrícula en Educación Superior por sexo 2023.

Archivos