Consejo Nacional de Educación

CNED certifica autonomía del Instituto Profesional Escuela de Marina Mercante Piloto Pardo

En la sesión del miércoles 3 de enero de 2024, el Consejo Nacional de Educación entregó a las autoridades del Instituto Profesional Escuela de Marina Mercante Piloto Pardo el Acuerdo N°147/2023 que certifica su autonomía. En la actividad participaron el Presidente del Directorio del IP, Julio Leiva; el Rector, Guillermo Vargas; la Vicerrectora de Administración y Finanzas, Carmen García; y la  Directora de Aseguramiento de la Calidad, Catherine Sarquis.

En el encuentro se comunicó la decisión adoptada en la sesión del 20 de diciembre  de 2023, en la que el Consejo, en atención a los antecedentes recabados durante el proceso de verificación de las variables administrativas, docentes, didácticas, técnico-pedagógicas, físicas y de infraestructura involucrados en el desarrollo institucional del Instituto Profesional Escuela de Marina Mercante Piloto Pardo, analizados a la luz de los criterios de evaluación para Institutos Profesionales de este organismo, acordó certificar por la unanimidad de sus miembros presentes, que el Instituto Profesional ha desarrollado satisfactoriamente su proyecto institucional, debido a lo cual ha alcanzado la plena autonomía que lo habilita a otorgar toda clase de títulos profesionales y técnicos de nivel superior en forma independiente.

En su intervención, la Presidenta del CNED felicitó a la institución por la obtención de la plena autonomía institucional y reiteró que ésta representa la adquisición de un derecho, pero a la vez, la obligación de hacer un uso adecuado y responsable de ella.

Tal como se manifestó en el acuerdo, el Consejo instó al Instituto Profesional a continuar  fortaleciendo y consolidando  su proyecto institucional, en línea con los avances mostrados y con los requerimientos de una cultura de la autorregulación y la mejora continua, teniendo especialmente en cuenta que así lo exige, para todos y de manera más prescriptiva, el nuevo sistema de aseguramiento de la calidad de la educación superior. 

En este sentido, sin perjuicio del avance institucional constatado, se recomienda a la institución enfocarse en el fortaleciendo su desarrollo institucional previo al proceso de acreditación, asociado a los siguientes aspectos: 

  • Definir un mecanismo de evaluación del logro de la misión como parte de los mecanismos de aseguramiento de la calidad institucional.
  • Revisar la simplificación y consistencia del PGD, que ayude a la gestión en base a los recursos y capacidades actuales de la institución, con miras a convertirse en una herramienta de gestión útil y efectiva para el desempeño institucional.
  • Verificar la correcta migración de todos los datos históricos a la plataforma SCAF y seguir avanzando en la capacitación de todos quienes harán uso de este nuevo software de control académico y financiero, de tal forma de asegurar su correcta y eficiente implementación.
  • Recopilar formalmente y publicar estadísticas de los resultados de sus egresados en los exámenes de competencias del CIMAR.
  • Fomentar que los estudiantes completen los 4 años de las carreras mediante una mayor concientización de los beneficios profesionales que eso conlleva.
  • Consolidar y asegurar el aprendizaje efectivo del idioma inglés, contando con indicadores que permitan verificar que las competencias se alcancen en cada uno de los semestres. Es deseable tener mecanismos de control, idealmente aplicando alguna evaluación externa al Instituto, para controlar los avances efectivos y detectar tempranamente las deficiencias, si las hubiere.
  • Fortalecer la capacidad de análisis institucional para conocer y analizar el avance curricular de los estudiantes y detectar de manera oportuna posibles desviaciones, favoreciendo la generación de planes de trabajo para apoyar la retención de los estudiantes.
  • Registrar la implementación de las actividades de Vinculación con el Medio para monitoreo, seguimiento y trazabilidad. En este nivel, se requiere avanzar en el diseño de un mecanismo de evaluación de las actividades ejecutadas para el posterior uso de su retroalimentación y en base a ello mejorar el desempeño respecto de los objetivos esperados.

Sobre el licenciamiento

De acuerdo con lo establecido en el DFL N°2/2009 de la Ley 20.370, el Consejo Nacional de Educación desarrolla un sistema de supervisión integral y obligatorio para las nuevas instituciones de educación superior privadas, denominado Licenciamiento, mediante el cual se aprueba su proyecto institucional y sus programas y se evalúa el nivel de avance y concreción del proyecto educativo. Transcurrido el periodo inicial de seis años en Licenciamiento, se puede certificar la autonomía de la institución si es que su desarrollo ha sido satisfactorio, o bien, prorrogar su verificación hasta por tres años más. Finalizado el plazo de prórroga, el Consejo puede certificar la plena autonomía de la institución o solicitar al Ministerio de Educación que revoque el reconocimiento oficial de la institución, lo que implica su cierre.

En el marco de esta función, le corresponde realizar un seguimiento permanente del grado de desarrollo de los proyectos institucionales nuevos, conforme a criterios de evaluación de conocimiento público, que consideran un conjunto de variables significativas, tales como docentes, didácticas, técnico-pedagógicas, programas de estudios, infraestructura; así también los recursos económicos y financieros necesarios para otorgar grados académicos y títulos técnicos o profesionales. Para ello, se diseñan y aplican diversos instrumentos que permiten recoger información, monitorear el avance y efectuar la evaluación. En los últimos años, el Consejo ha puesto su foco en fortalecer el seguimiento de las instituciones en Licenciamiento, a través de mejores estrategias de retroalimentación y acompañamiento.

En el proceso se utilizan mecanismos de evaluación externa, donde cumple un rol importante la designación de comisiones de expertos quienes en visitas presenciales o virtuales se encargan de verificación el avance y concreción del proyecto institucional y educativo. 

Durante este periodo la institución no es autónoma, por lo tanto, no puede someterse al proceso de acreditación, pero su calidad se resguarda a través del acompañamiento que hace el CNED (… Más información).